Archivo de la categoría: Mujeres

Qué se necesita llevar al hospital para un parto

Conforme se acerca el parto tenemos que decidir qué metemos en la bolsa para llevar al hospital. Lo mejor es preguntar en las clases de preparación al parto o a la ginecóloga cuales son los servicios que dan en el hospital en el que vamos a dar a luz, ya que es distinto que sea público, privado o público gestionado por empresas privadas o privatizado.

Si tenéis todo preparado con unas tres semanas de antelación os evitaréis sorpresas de adelantos del parto o que os pille fuera de casa, y que algún familiar tenga que rebuscar por todos los armarios en busca de lo que necesitéis. Si está ya preparado previamente, sólo tendría que coger la bolsa.
bebe
En la bolsa puedes meter tantas cosas como quieras, pero con algunas cosas básicas como bodys o pijamas estaréis lo más cómodos posibles y las peques estarán igualmente preciosas y ya tendrás tiempo de ponerle toda la ropa que has preparado.

Necesidades del bebé tras el parto

  1. Si nace en un hospital público teóricamente le proporcionarán todo lo necesario. Solo tendrás que llevar la ropa que necesite el día de ir a casa.

  2. Si nace en un hospital privado:

    – Dos paquetes de pañales.

    – Cuatro o cinco pijamas.

    – Bodies de algodón (6 unidades) de manga corta o larga según la temperatura y momento en el que vaya a nacer.

    – Una manta o arrullo fino o grueso según temporada.

    – Dos pares de patucos y un par de manoplas de algodón para evitar que se arañen.

    – Un neceser con sus productos de aseo: esponja natural, toallitas, una toalla de algodón.

  3. Si nace en un hospital privatizado. A saber. Depende de quién lo gestione puede que no necesites nada o necesites lo mismo que en uno privado. Insiste en las clases de preparación, a la matrona o, en último recurso, busca en foros que seguro que alguien ha contado su experiencia.

Necesidades de la madre

  1. Si das a luz en un hospital público, sólo tendrás que llevar:
    – Unas zapatillas, una bata, unos calcetines, sujetador de lactancia y dos paquetes de bragas de papel.
    – Tus productos de aseo: cepillo, pasta, peine, cremas….

    -Ropa para salir del hospital. Más o menos la que usabas en en quinto mes de embarazo.

    -Una bolsa para la ropa sucia

  1. Si el parto es en un centro privado, necesitarás:
    – Unas zapatillas, una bata, unos calcetines, sujetador de lactancia y dos paquetes de bragas de papel.

    – Una camisola para dar a luz.

    – Varios camisones, abiertos por delante si vas a dar el pecho.

    – Dos paquetes de compresas tocológicas (en farmacias).

    – Discos absorbentes para los pezones.

    -Ropa para salir del hospital. Más o menos la que usabas en en quinto mes de embarazo.

    -Una bolsa para la ropa sucia

     – Tus productos de aseo: cepillo, pasta, peine, cremas…

    Las cosas del acompañante

    La persona que va a estar con vosotras debe llevar también sus cosas.

    -Ropa cómoda para dormir (si puede).

    -Una muda para cambiarse.

    -Zapatillas.

    -Móvil, cargador y cascos con música… pero es probable que tampoco la podáis escuchar.

    -Lista de teléfonos

    -Dinero suelto para las máquinas de picoteo, café, bebidas…

    -Algo para leer, aunque es probable que no tengáis tiempo.

    -Cámara de fotos y de video.

    Documentación necesaria

    -DNI

    -Libro de familia por si acaso hace el papeleo tu pareja mientras estas ingresada

    -Cartilla de embarazo si la tienes, no la suelen dar

    -Todas las analíticas y ecografías que tengas del embarazo

    -Maternidad pública: Tarjeta de la Seguridad Social

    -Maternidad privada: Tarjeta del seguro médico. Volante de ingreso médico

     

     

photo credit: <a href=”https://www.flickr.com/photos/vinothchandar/8515615966/”>VinothChandar</a&gt; via <a href=”http://photopin.com”>photopin</a&gt; <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/”>cc</a&gt;

Anuncios

Lactancia y medicamentos

A veces es posible evitar algunas cosas, por ejemplo una interrupción temprana de la lactancia materna, teniendo algo más de información.

No hay que olvidar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otros organismos internacionales, recomienda la lactancia materna  en exclusiva hasta los 6 meses y de forma complementaria hasta los dos años o más, tanto en países industrializados como en los países del “Tercer Mundo”.

En contra de lo que muchas veces se piensa, la mayoría de los medicamentos, enfermedades de la madre, contaminantes ambientales o plantas medicinales, no tienen un efecto sobre la cantidad o calidad de la leche ni sobre la salud o bienestar de los niños.

En la Web de Lactancia Materna y Medicamentos del Servicio de Pediatría del Hospital de Denia, podemos asegurarnos antes de tomar ningún medicamento (y consultando después a nuestro pediatra o matrona) de que su ingesta no tendrá riesgos para nuestro bebé. En esta web encontraremos un buscador por grupos y otro por productos, con amplia información médica, así como bibliografía, otras páginas sobre lactancia, etc.

Esta web está recomendada especialmente por la Asociación Española de Pediatría (AEP), en cuya web encontraremos también amplia información sobre la lactancia materna: recomendaciones, preguntas frecuentes, grupos de apoyo, libros recomendados, enlaces, bancos de leche, etc.

Y de paso, os dejo un artículo muy interesante sobre los beneficios de la lactancia materna prolongada. Ahora sólo falta que la sociedad entera, incluidos médicos, empresas, familiares, etc, ayuden a las madres que quieren seguir dando “teta” a sus niños hasta los dos años o más, a poder conseguirlo.

La foto de las barbies lactando está tomada del blog de Armandilio, otro de esos sitios recomendables que existen en la red sobre educación infantil, lactancia y otras cosas, que no sólo de hijos vivimos los padres (o eso intentamos).

Limpiar

Esto va dedicado a las que, como yo, “sufren” porque la casa NUNCA está limpia… (salvo cuando viene tu madre de visita…).

Me lo enviado una amiga y me ha parecido que debía compartirlo…

Lo único que lamento es que aún vaya dirigido a las mujeres … Por cierto… ¿ para cuándo un anuncio en televisión de un señor limpiando el cuarto de baño de su casa, o de un papá dándole el yogur a su hija en el parque ? a mi alrededor estos hombres existen … pero en televisión debe ser que no …

 

limpiando

 

MUJERES!!! Recordad que… una capa de polvo protege la madera de los muebles…

 

Una casa se convierte en un hogar cuando podéis escribir “te quiero” sobre el polvo de los muebles.

Yo solía pasar al menos 8 horas cada fin de semana para dejarlo todo perfecto “por si venía alguien”. Al final, comprendí que nadie venía porque todo el mundo estaba viviendo la vida y  pasándoselo bien!!

Ahora, si viene alguien, no tengo que explicar en qué condiciones está mi casa: están más interesados en escuchar las cosas que he hecho mientras vivo la vida y me divierto.

Por si no te has dado cuenta… La vida es corta: pásatelo bien!

Limpia, si hace falta
Pero sería mejor pintar un cuadro o escribir una carta, hacer unas galletas, o un pastel, chupar la cuchara o plantar una semilla, pensar sobre la diferencia entre “querer” y “necesitar”

Limpia, si hace falta, pero…

Con todas las playas que hay por nadar y montañas por escalar, ríos por navegar, cervecitas por tomar, música por escuchar, libros por leer, amigos por querer y vida para vivir.

Limpia, si hace falta, pero…

El mundo ahí fuera: con el sol en la cara, el aire en el pelo, la nieve, una tormenta…Este día no volverá…

Limpia, si hace falta, pero

Ten en cuenta que la vejez llegará y no será como ahora… Y cuando te toque irte, también te convertirás en polvo.

Tener un hijo nos mejora el cerebro

dia%20de%20la%20madre

 

En abril del 2006, La Vanguardia entrevistaba a Katherine Ellison, autora de “La Inteligencia maternal”, publicado en España por Editorial Destino. Esta madre que tuvo a sus hijos a los 38 y 41 años, es periodista de investigación y Premio Putllizer, y en su libro ha entrevistado a numerosos científicos.

No tiene desperdicio …

 

¿Cuando nos quedamos embarazadas se nos reduce el cerebro? Si, y no recupera su tamaño hasta seis meses después del parto. Se dan cambios muy serios en el cerebro de una mujer que se convierte en madre, y también en el cerebro paterno.

 ¿Entonces es normal meter las llaves en la nevera y la leche en el cajón de los calcetines? Las madres, me dijo el neurocientifico Allan Zinder son como Einstein que también perdía sus llaves porque su cerebro estaba ocupado en cosas de vital importancia.

 ¿Es irreversible? La actividad neuronal que provoca la presencia de crías produce, en sentido literal, cambios estructurales en el cerebro: se obtiene un órgano más complejo y mejor capacitado para responder a un entorno cada vez más exigente.

 ¿Y cuáles son los cambios más espectaculares que sufre nuestro cerebro? El cerebro cambia cuando la persona adopta un comportamiento nuevo, una lógica distinta o atraviesa un proceso de aprendizaje con un marcado componente emocional. A medida que el comportamiento se repite, el cambio en el cerebro se refuerza. Súmele a eso que durante el embarazo y la lactancia el cerebro se inunda por un mar de hormonas, sobre todo estrógenos y oxitocina.

 ¿Qué producen esas hormonas? El estrógeno actúa como potenciador cerebral y la oxitocina reduce el estrés y potencia la memoria y el aprendizaje; es un regalo de la naturaleza.

¿Y qué pasa con los padres adoptivos? También experimentan cambios profundos que tienen una base bioquímica. Existe una hormona, la prolactina, que se encuentra en dosis elevadas en padres y madres adoptivos y que reduce los miedos.

Se han hecho estudios que demuestran que una mujer recién parida tiene un grado de agresividad que vuelca en su pareja. Así es, la mujer experimenta una caída en su percepción positiva de su pareja. La maternidad es un poderoso programa de afirmación personal en el que colabora todo el organismo. Pero hay algo muy interesante que ocurre con los hombres cuando son padres: baja su nivel de testosterona, su agresividad, y aumenta el de estrógenos.

 … Hormona femenina por excelencia. Los cerebros masculinos se transforman en la medida en que estén cerca de su pareja y sus hijos, y el resultado, aunque en menor medida que en el caso de las mujeres, es que se vuelven más inteligentes.

¿Qué entiende por inteligencia? Una mayor agudeza, eficacia, resistencia, motivación y don de gentes.

¿Agudeza en qué sentido? En todos los sentidos: se agudizan por ejemplo el olfato, el oído y el tacto. La capacidad de estar alerta se dispara, y eso es aplicable a cualquier circunstancia de la vida, pero hay que saberlo y hay que trabajarlo.

¿Esos cambios cerebrales llevan a una vejez más inteligente y más capaz? Si, la transformación es para toda la vida, por lo menos en el caso de las ratas.

¿Qué experimento le ha impactado más? Hay dos neurocientíticos en Virginia, Craig Kinsley y Nelly lambert, que sometiendo a monos y ratas a complejas pruebas de supervivencia y complicados laberintos, han demostrado como las madres solucionan mejor y con mayor rapidez sus problemas que sus congéneres.

¿La necesidad crea el órgano? Algo así. Gracias a las imágenes cerebrales sabemos que al practicar una habilidad estamos redefiniendo la maquinaria cerebral. Las personas que practican juegos malabares -mi metáfora favorita para referirme a las ocupadísimas madres- incrementan sus neuronas, es decir, su materia gris.

¿La maternidad comprometida mejora el rendimiento profesional? El comprometido y duro entrenamiento que supone la maternidad aporta a la mujer una gran capacidad para cumplir plazos, coordinar múltiples tareas, buscar salidas creativas a los problemas, encajar interrupciones frecuentes y permanecer impasible en plena crisis. Tener un hijo es una escuela. …

Y tener una madre es un tesoro para una empresa, por lo que veo. Siempre que la madre ya tuviera facultades y que cuente con el apoyo de la empresa, las estadísticas dicen que son más fieles, gestionan mejor el tiempo y son capaces de mediar en los conflictos. He entrevistado a decenas de científicos y decenas y decenas de madres: las nuevas investigaciones prueban que tener hijos vuelve a las madres más eficaces en su relación con el mundo exterior.

Una madre con un niño de entre dos y tres años grita una orden cada noventa segundos. Eso hace que te sientas como un monstruo. Permítame que le ofrezca un consuelo: se puede tener menos estrés pensando que ese trance es una oportunidad de aprender habilidades que le serán muy útiles en su vida social y laboral.

En su caso, ¿cuál ha sido el aprendizaje más útil? A los 5 años, en un comercio, mi hijo Joey se lanzó al suelo y empezó a gritar y patalear porque quería golosinas. Estábamos haciendo cola, dejé pasar a la gente. Me senté a su lado en el suelo y le dije: “Tengo todo el tiempo del mundo, voy a esperar a que termines tu berrinche y luego continuamos”.

La felicito. Fue la primera vez que lo hice en mi vida, y funcionó: antes era muy nerviosa y gestionaba mal los conflictos. Esa capacidad de darme y darle al otro mi tiempo antes de reaccionar la aplico ahora en todos los conflictos.

Si buscáis más información acerca de la autora y su libro, os dejo el siguiente artículo de El blog alternativo: “La inteligencia maternal” de Katherine Ellison. Reflexiones sobre el talento y la crianza”.

Una de lactancia

Lo mío han sido dos años de teta ininterrumpida… con sus placeres y sus agobios… pero ahora sigo pensando que es lo mejor que pude hacer… y aunque hace unos 8 meses que se terminó, he encontrado un punto de vista muy interesante en un blog, algo diferente a lo que solía leer sobre la lactancia entonces.

Se lo dedico a las mamás que siguen en ello (hay que echarle muchas ganas, y sobre todo si vuelves al trabajo) y a las futuras mamás:

Se titula “Lactancia en la sanidad” y lo podéis leer en : http://zgz-propartonatural.blogspot.com/.

Las mujeres de Klimt

dscn7119

 

 

dscn7118

 

dscn7120

 

Desde que me invitaron a pintar este cuadro (copia de “La Virgen” de Gustav Klimt) el año pasado, como regalo para unos amigos que se casaban,  he querido indagar en el tema de las mujeres de este genial artista, especialmente la “femme fatale”, o más ampliamente “su” mujer en general, en su época y a la vez anticipándose a otro tipo de mujer, más actual (?) … no sé. Lo que sé es que disfruté muchísimo copiando su obra.

Como nunca encuentro tiempo para esa “indagación” (el tiempo… ese preciado oro) os dejo de momento las imágenes de estas mujeres. Y espero algún día poder añadir algo más … o que alguien que quiera, lo haga por mí. Os invito.

La Cenicienta que no quería comer perdices

cenicienta

 

Gracias a mi amiga Pure he podido disfrutar de cinco minutos geniales leyendo este cuento … en mi opinión, debería estar en algún libro de texto de este país… Las autoras son Myriam Cameros y Nunila López.

De momento os lo dejo en este formato ( hasta que encuentre otra manera ) : http://mujerymas.wordpress.com/2009/02/03/364/

En el blog de las autoras,  podéis comprar un ejemplar (me parece estupendo para regalárselo especialmente a niñas … y no tan niñas) : http://nunila-myriam.blogspot.com/

! Que lo disfrutéis!